El socialismo como alternativa global necesaria

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El socialismo como alternativa global necesaria

Mensaje por yohannysagrizonis el Jue 19 Mar 2015, 10:33 am

“TRABAJADORES Y CAPITALISTAS HAN ESTADO EN CONTRADICCIÓN DESDE EL NACIMIENTO MISMO DE ESTAS DOS CLASES”

Con base en el documento de referencia “Estrategias globalizadoras: Tendencia histórica del capitalismo”, y considerando que éste último (el capitalismo), desde una perspectiva histórica, se ha venido expandiendo por todo el mundo, tomaré las fases del sistema capitalista allí mencionadas: el Mercantilismo, el Colonialismo, la Revolución Industrial, el Imperialismo y la fase actual; con el objeto de argumentar la necesidad de construir una alternativa global que contrarreste la barbarie que representa éste sistema (el sistema capitalista) para el mundo.

El mercantilismo surge entre grandes monarquías europeas del siglo XVI, XVII y la primera mitad del siglo XIII, se caracterizó por aumentar la riqueza nacional a través de la acumulación de metales preciosos. La preocupación del mercantilismo era encontrar los medios por los cuales el Estado podría acumular oro y plata, considerados como las principales riquezas. En esta fase crecía la circulación de oro y plata proveniente de las Américas mediante la conquistada de España. La corona española tenía dominio sobre los yacimientos americanos, y promovió que los metales traídos desde las Américas permanecieran en territorio español. Los aborígenes del continente americano fueron sometidos al trabajo obligatorio en las minas, “la plata y el oro penetró como un asido corrosivo”*. En esta fase del capitalismo, se refleja la expresión de la resistencia indígena ante el virus mortal y letal del mercantilismo.

El sistema de explotación colonial se basa en la explotación agrícola, explotación de materia prima, explotación de fuerza de trabajo e inversión de capital. Uno de los modos de explotación agrícola es la ocupación de tierras, trasladándose a los países colonizados la agricultura europea. Por otro lado los países colonizados son característicos de ser ricos en materias primas minerales que no existían en Europa (petroleo, diamante, cobre, hierro, oro, aluminio, etc..). Se aprovechaba la fuerza de trabajo de los indígenas o aborígenes, quienes sufrieron la explotación laboral, la usurpación, la subida de precios, etc. Éstos (los indígenas), son claramente ciudadanos de segunda en su propio país. “Los indios de las Américas sumaban no menos de setenta y tres millones de habitantes, cuando los conquistadores extranjeros aparecieron en el horizonte; un siglo y medio después se había reducido, en total, a solo tres millones y medio”*.

Fueron los estados europeos quienes primero extendieron su influencia económica, militar, cultural y política sobre el resto del planeta. Luego, Estados Unidos y Japón se sumaron.

Durante la Revolución Industrial, denominada también revolución burguesa, la burguesía había acumulado grandes capitales a partir de su expansión colonial y comercial. Esta clase social (la burguesía) estuvo en sus inicios dedicada al comercio y se constituyó rápidamente en un grupo poderoso que llegó a disputarles el poder a los señores feudales.  Opusieron al sistema feudal el sistema capitalista, basado en la moneda y el trabajo asalariado.  La riqueza ya no será sólo la inmueble (las tierras), ahora también habrá una riqueza mueble: el dinero y las mercancías, que eran las propiedades de la burguesía. De esta manera, la sociedad comienza a experimentar el surgimiento de la clase burguesa, compuesta por los dueños (los patrones) de los medios de producción y detentores del poder económico, donde el obrero-trabajador sólo tiene como mercancía su fuerza de trabajo (y conocimiento técnico) para vender y poder consumir lo que él mismo (el obrero-trabajador ) produce (el producto es propiedad de la burguesía). La revolución burguesa acabo con el feudalismo e implanto el dominio completo del régimen capitalista durante el siglo XVIII.

El carácter social de la producción y la forma capitalista de apropiarse el producto del trabajo, constituye una contradicción fundamental del sistema capitalista. Una de las características propias de este sistema, es la propiedad privada sobre los medios de producción, donde el poder de disponer de éstos (de los medios de producción) no pertenecen a la colectividad, si no que están controlados por distintos grupos capitalistas.

Los patronos sacaban provecho de esta dramática situación extendiendo las jornadas laborales hasta 15 y 17 horas diarias en fábricas que no reunían las mínimas condiciones de seguridad e higiene y pagando, además, salarios miserables.

El poder económico y militar, la búsqueda de nuevos mercados, la supuesta superioridad racial y cultural, y la necesidad de materias primas, fueron los factores que impulsaron a las grandes potencias del siglo XIX y principios del XX a retomar el colonialismo e instaurar el imperialismo.

A todas estas, las luchas revolucionarias han dejado saldos organizativos importantes de la Clase Trabajadora, mediante los cuales se entretejen tácticas y estrategias que tienen como objetivo supremo la construcción de una sociedad amante de la justicia y de la paz mundial.

Las constantes agresiones del imperio norteamericano hacia los países que han sido expresión de luchas libertarias, y la avanzada revolucionaria de esos países explotados históricamente, así como todo el debacle ambiental producto de un sistema antagónico a la vida, son argumentos que justifican la necesidad de seguir avanzando en la construcción un sistema que supere las contradicciones de explotación, división, opresión, dependencia, entre otras. en lo político, en los económico, en lo social y en lo cultural. El socialismo es un fenómeno que se manifiesta con base en alcanzar derechos irrevocables e irrenunciables de libertad, independencia, soberanía, inmunidad, integridad territorial y autodeterminación de naciones que hasta hoy día pretenden seguir manteniendo como colinas de un imperio devastador.

* Eduaro Galeano - 2003. Las venas abiertas de América Latina.

Yohannys Ramón Agrizonis
Ciudad Guayana, marzo de 2015
avatar
yohannysagrizonis

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 05/02/2015
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.