JAAKAR-DIENTE DE COCODRILO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

JAAKAR-DIENTE DE COCODRILO

Mensaje por oscarzamora el Jue 25 Mayo 2017, 3:55 pm

Se trata de un ejercicio complejo de alteridad, porque no sólo se trata de emular ser otro, sino de emular ser otro que vivió en la era prehistórica. Pero, ¿en qué momento prehistórico tendría que situarme para pretender inventar un sistema de numeración? Bueno, no me la voy a poner tan difícil, decido situarme entre 200.000 y 100.000 años antes de la era actual, cuando habría surgido alguna de las variantes del homo sapiens (hombre racional) con capacidad de manejar el lenguaje simbólico.

De edad adulta, Jaakar es mi nombre. Ese es mi nombre porque es lo único que logro articular con mi aparato vocal. Las invenciones resultan de una búsqueda por resolver alguna necesidad apremiante o de supervivencia, el caso es que hice mías varias mujeres mas o menos durante el mismo tiempo, justo en la época en que llueve mucho, y con cada una he procreado un retoño, igualitos a mí todos los muchachitos. Por favor, entiendan que no les puedo decir cuántas mujeres tengo porque aún no he inventado el sistema de numeración.

Decía que compartimos juntos, mis mujeres, mis hijos y yo, el mismo espacio vital. Como apenas puedo articular lo que parece ser una palabra: Jaakar, que como ya indiqué es mi nombre. Decidí que cada uno de mis hijos llevara por nombre Jaakar, como su papá. Cuando grito ¡JAAAKAR!, aparece más de un triponcito corriendo y se para frente a mí -por favor, entiendan que tampoco les puedo decir cuántos carajitos tengo porque aún no he inventado el sistema de numeración- ¡Que problema!, necesito diferenciarlos. Entonces le colgué al cuello a cada uno, una tira de cuero que atraviesa un diente de cocodrilo perforado, comenzando con el que nació primero  y así sucesivamente. Pero noté que todos tenían la misma seña colgada al cuello… no sirve, así no me sirve. No logro distinguirlos todavía.

Se me ocurrió entonces que, colocándole al menor un diente de cocodrilo adicional pueda resolver el problema. Ahora al gritar  ¡JAAKAR! Aparecen los carajitos y se paran frente a mí: Jaakar-diente de cocodrilo, Jaakar-diente de cocodrilo-diente de cocodrilo y Jakar-diente de cocodrilo-diente de cocodrilo. Todavía tengo uno distinto a los otros. Agarré a uno de los que estabn iguales y le guindé otro diente de cocodrilo. ¡Ajaaaa! Ahora cuando grito ¡JAAKAR! Aparecen los carajitos y se paran frente a mí: Jaakar-diente de cocodrilo, Jaakar-diente de cocodrilo-diente de cocodrilo y Jakar-diente de cocodrilo-diente de cocodrilo-diente de cocodrilo. ¡Bien! No se parecen entre ellos. Con dientes de cocodrilo he logrado identificar a mis hijos.

No creo que haya logrado crear un sistema de numeración, pero si creo que este sea el punto de partida para que otros puedan continuar… o yo mismo lo mejoro más adelante ¿Por qué no? Después de todo lo que tengo que hacer es procrear más hijos para que surja nuevamente el problema de la identificación.

Terminado este relato ficticio, me doy cuenta que no pude partir de la nada, pues desde un principio tomé como base la unidad. Definitivamente este ejercicio es complejo, porque no sólo se trata  se emular ser otro, sino de emular a otro que vivió en la era prehistórica… y vaya usted a saber cómo era su realidad concreta y cómo las subjetividades que envolvían a esos, nuestros antepasados.
avatar
oscarzamora

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 12/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.