DEBEMOS LIBERARNOS DEL YUGO DEL CAPITAL PARA PODER RECONSTRUIR LA SOCIEDAD HUMANA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DEBEMOS LIBERARNOS DEL YUGO DEL CAPITAL PARA PODER RECONSTRUIR LA SOCIEDAD HUMANA

Mensaje por oscarzamora el Mar 10 Nov 2015, 2:45 pm

Módulo 1: Objetivo de la clase trabajadora.
Tema 1: Origen y esencia de la sociedad humana desde la perspectiva del trabajo.
Bibliografía: El papel del Trabajo en la transición del Capitalismo al Socialismo.
Planteamiento generador: ¿Cómo liberar el trabajo del yugo del capital en nuestro país?

DEBEMOS LIBERARNOS DEL YUGO DEL CAPITAL PARA PODER RECONSTRUIR LA SOCIEDAD HUMANA


El planteamiento generador establece implícitamente que en nuestro país, el Trabajo está subyugado al Capital. Entonces, el Trabajador (que es quien trabaja) está subyugado, sometido al Capital. Es decir, el Trabajador no es libre, es esclavo del Capital. Esta es una premisa para esta reflexión, premisa con la que estoy de acuerdo, por cierto.

Pero, ¿por qué se afirma implícitamente en el planteamiento generador que el Trabajo está sometido al Capital?

Una visión general, pues existen singularidades que habría que tratar en otra oportunidad, nos permite identificar la siguiente característica fundamental en la sociedad venezolana: los trabajadores recibimos un pago por jornada trabajada, lo cual quiere decir que en esa transacción, los trabajadores vendemos nuestro trabajo por un tiempo determinado al dueño o a los dueños del medio de producción (empresa) en el cual trabajamos, esta persona, personas o ente jurídico, pero que en definitiva representa personas, son los Capitalistas.

¿Por qué decimos que en este modo de relación social de trabajo (Capitalista-Trabajador), el Trabajador no es libre?

Porque el Trabajador sólo subsiste con el dinero que recibe al vender su fuerza de trabajo al Capitalista, entonces la fuerza de trabajo es una mercancía más. El Trabajador no tiene dominio sobre lo producido, no tiene control alguno sobre lo que su trabajo produjo. El bien o servicio producido es propiedad del Capitalista, quien hará con eso lo que más se ajuste a sus intereses particulares. Entonces, decimos que el trabajador no es libre porque está sujeto al designio de quien le compra lo único que el Trabajador tiene para vender: su fuerza de trabajo.

Intereses antagónicos del Capital y del Trabajo

El panorama arriba descrito expresa la interrelación de dos clase sociales en un modelo de sociedad históricamente determinado, y la forma como se desarrolla tal relación tiene consecuencias que atentan en contra del bienestar de una de las dos clases: la clase trabajadora. Las consecuencias, siempre injustas y en la mayoría de los casos muy crueles son, por ejemplo: El aparato industrial farmacéutico, a través de sus canales de distribución, no le entregará a un trabajador una medicina si este trabajador no tiene dinero suficiente para pagar por ella, aunque esta medicina sea necesaria para salvar la vida de su pequeña hija, y ¿quién fabricó la medicina? el Trabajador. La industria de la construcción, a través de sus redes inmobiliarias, no le entregará a un trabajador una vivienda si este trabajador no tiene dinero suficiente para pagar por ella, y así el trabajador que en su condición de albañil fue quien construyó la vivienda, tendrá un rancho sin servicios básicos como morada. Esta es la realidad en la sociedad Capitalista, y en nuestra sociedad venezolana aún vivimos en Capitalismo. Aunque cierto es que desde hace 16 años y sobremanera desde hace 9 años, en nuestro país decidimos comenzar a construir democráticamente un modelo de sociedad en el que el ser humano sea el centro de atención. Falta mucho por hacer, aún tenemos muchos retos por delante, pero esta situación no es sólo un asunto doméstico de la sociedad venezolana, la esencia de toda esta configuración de dominación es internacional y tiene que ver precisamente con los grandes ejes hegemónicos de poder.

¿Cómo nos liberamos del yugo del capital en nuestro país?

Debemos revertir las condiciones que dieron lugar al surgimiento de las clases sociales con intereses antagónicos, por tanto debemos abolir el trabajo esclavizado. Para esto, será necesario liberarnos primero políticamente del dominio de las potencias hegemónicas (los Estados Unidos de Norteamérica, por ejemplo), como lo estamos haciendo, y porque lo estamos haciendo es que somos objetivo de ataque y provocaciones incluso militares desde las potencias extranjeras. También será necesario que nos organicemos como pueblo, pues sólo el pueblo salva al pueblo, y ahí tenemos diez Leyes del Poder Popular. Será necesario que el pueblo se asuma en nuevo un Estado, y que la clase trabajadora asuma la gestión directa y democrática del proceso social de trabajo a través de la implantación de la propiedad social sobre los medios de producción.

Oscar Zamora Zambrano
Macagua, 10 de noviembre de 2015

​« Toda ciencia sería superflua si la forma de manifestación y la esencia de las cosas coincidiesen directamente »
avatar
oscarzamora

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 12/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.